La Experiencia de Nuestra Catequesis Parroquial desde el método de la Lectio Divina

¿Qué es la Lectio Divina?

 

 

Es una experiencia de lectura, oración y puesta en práctica de la Palabra de Dios en cinco sencillos pasos que en comunidad, los cristianos, nos formamos y oramos al mismo tiempo. La lectura orante de la Palabra de Dios es la columna vertebral de la Lectio Divina.

 

Los cinco pasos de la Lectio Divina son:

 

 1. LECTURA DEL TEXTO BÍBLICO

 

En primer lugar, proclamamos el texto, y proclamar es una lectura bien hecha, bien expresada, se proclama el texto mínimo dos veces, luego se lee el texto personal y mentalmente. Se hace concentrándonos en lo que estamos leyendo y orando.

 

 2. MEDITAMOS

 

En silencio y con calma recorremos el texto bíblico, haciendo posible el acercarnos a él con nuestra propia vida, el silencio y la reconstrucción del texto, meditando y haciendo nuestro el contenido de esa Palabra de Dios, proclamada y meditada, su mensaje; para la realización plena de nuestra vida.

 

 3. CONTEMPLACIÓN

 

Como lo dice la expresión: Contemplamos la acción de Dios en nuestra vida y en nuestra realidad, en el cada día de nuestra vocación cristiana de bautizados. Contemplar es observar, es mirar con ojos de fe y de creyentes la obra de Dios que se prolonga en la obra de la humanidad y de la Iglesia de hoy.

 

En este momento de contemplación, el catequista o el coordinador del Encuentro, presenta, explica el tema de la catequesis y de la reflexión de la jornada. Aquí contemplamos, como esa Palabra se hace Sacramento, se hace vida, se hace vocación, se cumple hoy en nuestra vida y en nuestra comunidad: Este es el momento catequético y Evangelizador del encuentro.

 

 4. ORACIÓN

 

Orar es hablar con Dios, es comunicarme con Dios; y nosotros los cristianos, en nuestra oración, nuestra comunicación don Dios Padre, la hacemos y la presentamos a través de la persona de su Hijo muy amado, Jesucristo nuestro Señor.

En este momento de oración y de comunicación con Dios, podemos escribir la oración personal, dibujar, observar la naturaleza con esperanza y con gozo por ser cristianos, escribimos nuestros compromisos con Jesucristo, con la Iglesia y con nuestros hermanos; podemos cantar, expresar las oraciones personales a los presentes, la oración es participación de mi fe y de mi confianza en Dios frente a mis hermanos de comunidad.

 

La oración ha de ser viva, creativa, dinámica, alegre, ordenada, sincera, nueva, expresiva, comprometida y proyectiva en la vida y en el futuro de nuestra realización cristiana de Bautizados y amados de Dios.

 

 5. MISIÓN O ACCIÓN

 

Es el compromiso personal y comunitario que me impulsa, que me lanza al encuentro del día de hoy con la realidad de mi vida, de mi familia, de mis vecinos, de mi trabajo o estudio, de mis vecinos y hermanos con quienes me encuentro en mi cotidianidad. La misión es la tarea y el aporte que yo hago al proceso y camino real de la evangelización en mi entorno, la misión significa ser apóstol y misionero para que mis hermanos, familiares y vecinos, conozcan y vivan permanentemente a Jesucristo, el Hijo de Dios, nuestro Salvador; la misión es anunciar y vivir a Jesucristo desde mi propia vida y comunicando a mis hermanos el amor de Dios, en su Hijo Jesucristo muerto y resucitado. La misión es comunicar mi fe y mi alegría de ser Cristiano a los demás.

 

La Lectio Divina:

 

Es el ejercicio más completo y evangelizador de la Palabra de Dios que me permite conocer, estudiar, amar, sentir y practicar su sentido y contenido en mi caminar en la fe que se debe alimentar y fortalecer todos los días con la lectura orante de la Sagrada Biblia, para encontrar en ella el horizonte y el fundamento de nuestra fe, para orar desde esa comunicación de Dios, para estudiar y trabajar con esa Palabra que orienta mi caminar por la vida y me envía a anunciar esa misma Palabra, esa misma experiencia a mis hermanos, en la misión que tengo como Bautizado, como hijo de Dios. La misión de todo cristiano es dar a conocer a los demás la gracia y la alegría que me comunica Jesucristo, por la acción del Espíritu Santo desde mi Bautismo.

 

Feliz camino de anuncio y compromiso en la tarea de la Evangelización, Evangelizándonos.

 

 

P. Justiniano Sanabria Torres

Párroco

Desarrollo por San Pablo Multimedia